garbanzos-con-congrio-calatayud

06 feb Calatayud, a bocados

Uno de los puntos fuertes de Calatayud es su gastronomía: excelentes platos, magníficos vinos DO Calatayud y deliciosos postres. Sus vinos proceden de la uva garnacha y uno de los principales patrimonios de Calatayud son sus viñedos, con muchos años de antigüedad. Esta uva produce un vino tinto de excelente calidad, perfecto para acompañar los numerosos y sabrosos pinchos en las numerosas terrazas del casco histórico de la ciudad.

Uno de sus platos más típicos es el congrio seco y otro con mucha fama también es el ternasco de Aragón. El primero es un plato con mucho recorrido (llegó a Calatayud desde la localidad gallega de Muxía) y se puede saborear con garbanzos, un auténtico manjar que debes probar si estás disfrutando de unos días en esta localidad aragonesa. En cuanto a la carne destaca el ternasco, que es como le llaman al cordero joven, un plato típico pastoril que consiguió unir a tres culturas (judía, musulmana y cristiana). Se trata de una auténtica especialidad de la cocina de Calatayud que suele servirse con patatas, marinado o en caldereta.

Tras la comida viene el postre. En Calatayud podrás encontrar gran variedad de dulces, desde sus frutas maceradas en licor, cocidas en jarabe y cubiertas de cacao, pasando por sus dulces con sus bizcochos peculiares por su forma, sus caramelos de gran tamaño o el dulce rey de la carta: el chocolate. De hecho, fue en esta ciudad donde se elaboró por primera vez en España, en la Orden del Cister, y que hizo las delicias de toda la realeza europea.

Si eres de las personas que la gastronomía es uno de los puntos fuertes en tus escapadas, Calatayud debería estar en tu lista de destinos a visitar.

http://www.calatayud.es/turismo