fuentegasset

08 feb Ciudad Real, una ciudad con mucho encanto

Ciudad Real es un destino muy recomendable para quienes buscan una ciudad sin aglomeraciones y tranquila pero llena de vida e interesantes propuestas para sacar el mejor provecho de tu estancia. Una ciudad completa donde abundan patrimonio, historia, cultura quijotesca y su gastronomía tradicional pero también moderna, joven, inquieta y en crecimiento.

Fundada por Alfonso X “El Sabio” en 1255, en ella destacan tres bellas iglesias góticas, la Puerta de Toledo y sus museos y sentirás la presencia de Don Quijote por cada una de sus plazas y rincones, dedicándole uno de sus museos, que también  posee una importante Biblioteca Cervantina.

Impresionante su Plaza Mayor, con su ayuntamiento de estilo neogótico y el Reloj Carillón, de cuya Casa del Arco, antigua Casa Consistorial, surgen a determinadas horas las figuras de Cervantes, Don Quijote y Sancho Panza, al son de la música de sus campanas. No te pierdas su conocido como “triángulo gótico”, formado por la S.I.P.B. Catedral de Santa María del Prado (S.XV), que fue núcleo de la morería en la antigua Villa Real; la Iglesia de San Pedro (S.XIV), que guardaba la circunscripción del antiguo barrio cristiano; y la Iglesia de Santiago (S.XIII), el antiguo núcleo del barrio judío de la capital.

Otro de los puntos fuertes de Ciudad Real son su jardines y parques que albergan esculturas emblemáticas de la ciudad, como la fuente “La Talaverana”, y los bancos con motivos variados del Quijote en el Parque de Gasset. Los Jardines del Prado, frente a la Catedral, son otra muestra de esculturas representativas, en este caso de la Fiesta de la Pandorga.

Si vas a pasar unos días en esta ciudad, visita también el Parque Arqueológico de  Alarcos, punto origen de su historia, que está ubicado en un entorno caracterizado por las Lagunas Volcánicas del Campo de Calatrava. Un paisaje único e inspirador.

Más información: www.ciudadreal.es