11351611659701_dsc_5328

18 ene Palencia, una ciudad para dejarse llevar

Palencia es mucho más que una parada turística, contiene detalles que enamoran y que son muy interesantes. Es una ciudad viva, que ha ido creciendo y embelleciéndose con el paso del tiempo, es un lugar para disfrutar y dejarse llevar.

La localización geográfica de este lugar posibilita enormemente tanto el llegar hasta allí como hacer de la ciudad punto de partida para excursiones a parajes de los alrededores que nos brindan preciosas vistas panorámicas, el Cerro de Otero, dominado por la figura del Cristo de Victorio Macho, el lugar ideal para disfrutar de una de las mejores vistas de Palencia.

Esta ciudad convive con elementos de distintas épocas y estilos, como por ejemplo el puente romano conocido como Puentecillas, que nos lleva a una de las zonas verdes y recreativas más amplias de la ciudad.

La Catedral, famosa y conocida por la Bella Desconocida, con enorme tamaño que la convierte en una de las más grandes de España, además del gran número de obras de arte que se encuentran en su interior, que hacen de esta catedral un auténtico tesoro.

Por otro lado, tenemos también el Palacio de la Diputación Provincial, perteneciente al neorrenacentismo castellano, inaugurado a principios del presente siglo y proyectado por Jerónimo Arroyo. Dentro del mismo, nos podemos encontrar lienzos de notables pintores palentinos como Meneses, Eugenio Oliva, Asterio Mañanós, entre otros. El edificio contiguo es el Mercado de Abastos, un buen representante de la arquitectura del hierro y del cristal.

Además, Palencia nos invita a disfrutar de sus preciosos museos, entre ellos el Museo Arqueológico “Casa del Cordón” y el Museo del Agua, entre otros.

http://bit.ly/2mB4w9v

 

No hay commentaries

Publicar un comentario