semsantvillenacartel

27 mar Semana Santa de Villena, más de 150 años de historia y emoción

La Semana Santa de Villena tiene más de ciento cincuenta años es emotiva y auténtica y las procesiones discurren en un escenario incomparable: las calles de esta ciudad, con un pasado medieval espléndido. Especialmente emocionante es la Procesión del Encuentro entre la imagen de Nuestra Señora de la Soledad y la de Nuestro Padre Jesús, es un momento culminante que va acompañado del canto de una saeta.

https://bit.ly/2pHggsK

Más allá de la Semana Santa, Villena es una ciudad muy recomendable para disfrutar de unos días llenos de historia, patrimonio, cultura y deliciosa gastronomía. En su variada oferta patrimonial destaca el Castillo de la Atalaya, del siglo XII, con su imponente torre del homenaje de bóvedas almohades. Esta impresionante fortaleza se alza sobre el Casco Histórico, declarado Bien de Interés Cultural, con sus estrechas y coloridas calles. En él encontramos la Plaza Mayor o las Iglesia de Santiago y Santa María, del siglo XVI.

El Santuario de la Virgen de las Virtudes, antiguo monasterio renacentista dedicado a la patrona de Villena, también es muy recomendable. Además, la ciudad dispone de una amplia oferta museística conformada por el Museo Festero, dedicado a las Fiestas de Moros y Cristianos de la ciudad; el Museo Escultor Navarro Santafé, autor de obras como el “Oso y el Madroño” de la Puerta del Sol de Madrid; y el inolvidable Museo Arqueológico José María Soler. Este museo está ubicado en el bello palacio renacentista del Ayuntamiento, y guarda entre sus piezas el famoso Tesoro de Villena, de más de 3.000 años de antigüedad y que constituye el más importante tesoro prehistórico de Europa.

En el apartado gastronómico, te recomendamos la Gachamiga, elaborada con ajos, harina aceite y agua. La cocina manchega también ha dejado su huella y se nota en platos como el tradicional Gazpacho de Villena, especialmente arraigado y que es costumbre se acompañe de ajoaceite. Son platos típicos también las Pelotas de Relleno, el Arroz y Pata, los caracoles y las habas. Entre los platos estrella sobresale el Triguico, que se cocina con trigo picado, cerdo, pencas, alubias coloradas, y nabos. Una cocina que se complementa con las pastas tradicionales como los sequillos, los rollicos de vino, los almendrados o las toñas.

 

http://www.turismovillena.com