1301

23 nov Toledo, historia viva

 

Aprovechemos uno de los Puentes más largos del año, el de la Constitución, de la mejor manera posible: visitando una de las ciudades con más historia a través de sus calles, Toledo, la conocida también como ciudad de las tres culturas. Es de las pocas ciudades que sigue conservando un ambiente medieval a través de sus muros, refugiada en murallas y torreones, a través de las cuales podemos acceder por diferentes entradas al increíble y precioso casco histórico de la capital. La entrada principal es conocida como la Puerta de Bisagra, y va hasta el Puente de San Martín y el Puente de Alcántara en distintas posiciones.

Tenemos múltiples opciones dentro de Toledo dependiendo de lo que más nos interese conocer y visitar, podemos verlo desde el punto de vista arquitectónico, decantarnos por la inmensidad de la Catedral, la central y famosa Plaza de Zocodover o por el imponente Castillo del Alcázar. Centrándonos concretamente en la plaza, esta es el centro vital de la capital de Castilla La- Mancha y además un dato curioso de la misma es que dispone de Wifi gratis en toda la plaza.

A nivel cultural, hay varios museos muy recomendables: Museo de Santa Cruz en el que se realizan exposiciones itinerantes y muchas veces se traen obras incluso del Museo del Prado, el Museo Sefardí, Museo de los Concilios Visigodos, Museo de Victoria Macho y algunos más completan una atractiva oferta artística.

También muy recomendables son las visitas guiadas hasta rutas alternativas a través de recorridos improvisados por la infinidad de callejones que dispone la capital. Recomendamos especialmente visitar los tradicionales patios de las casas toledanas, ya que son un verdadero espectáculo de color y armonía. El patio toledano es una herencia patrimonial de antiguas civilizaciones, como romanos y árabes, pero sin embargo tienen su máximo precedente en la cultura árabe, en donde las casas se ordenaban en torno a este espacio.

En lo que respecta a la gastronomía tenemos diversas opciones que van desde la propia cocina castellano- manchega, pasando por la cocina de autor e internacional y llegando incluso a la comida vegetariana. La comida típica es el ciervo, que se puede degustar en diferentes platos, incluso en hamburguesas.

Por otro lado están las típicas carcamusas: un guiso de carne con tomate y guisantes delicioso. Y ya pasando al postre, tenemos el mazapán, producto típico de la zona.

Si te gusta salir de noche, un lugar perfecto para disfrutar de unas copas es el Círculo del Arte en donde se realizan conciertos y monólogos, este lugar es una iglesia reconvertida, que por la tarde es cafetería, y por la noche es un pub.

 

Más información: http://www.toledo-turismo.com

No hay commentaries

Publicar un comentario